Medidas de felicidad empresarial que invitan a una reflexión

Medidas de felicidad empresarial

Recientemente he leído acerca de las nuevas medidas de conciliación familiar con las que Kike Sarasola, Presidente y Fundador del Grupo Hotelero Room Mate, ha revolucionado el panorama social en nuestro país. Como consultora de bienestar corporativo y fundadora de HappyROI, solo cabe por mi parte aplaudirle y mostrarle mi gratitud por el referente que esto supone con la aplicación de estas medidas de felicidad empresarial.  

Ante la petición de incrementos salariales de sus empleados, él ha hecho números con su equipo ejecutivo de cuánto le representaría esa petición y de cuánto le costaría adoptar algunas medidas de reducción del tiempo de trabajo efectivo. En esa tesitura, ha optado por lo segundo, dando a sus empleados un 32% más de tiempo libre, ampliando 1 semana de vacaciones, 1 mes más de baja maternal/paternal y 1 día por celebración del cumpleaños.

«El empresario pone en marcha tres revolucionarias medidas: una semana más de vacaciones a todo su equipo, un día libre en la semana de su cumpleaños e incrementa en un mes la baja de maternidad y paternidad «

abc.es

Conciliación laboral

Personalmente le reconozco la valentía y la validez de estas medidas que también eran una demanda de sus empleados, a quienes quiere fidelizar y vincular más y que por supuesto suponen un coste económico para la empresa. A priori, estas medidas de conciliación son muy positivas, y lo deseable también es que su aplicación práctica no genere alguna consecuencia adversa o contraproducente.

Me refiero, concretamente, a que cuando alguien disfruta de su período de descanso, normalmente otros colegas asumen su trabajo, por lo que ampliar los días de vacaciones conllevaría más carga de trabajo y posiblemente algo de malestar en quienes se ven en esa situación. La coherencia directiva entre lo que se comunica y lo que luego resulta es fundamental, cuando se hacen modificaciones de este tipo y se perciben en principio muy positivas.

Liderazgo humanizado

Sea como sea, y aunque la medida finalmente no arrojara todos los efectos positivos que persigue, lo cierto es que en muchas empresas se está elevando el nivel de consciencia acerca de cuidar a la gente, de atraer y de retener el talento. Celebraremos que cada vez haya más empresarios y directivos que pongan a las personas muy por delante en la estrategia del negocio porque, sin duda alguna, el liderazgo válido del siglo actual va de cuidar a las personas y no sólo de manejar bien los parámetros técnicos del negocio. Va de humanizar los entornos profesionales y de dar más cabida al bienestar de los equipos.

Un salario monetario justo es un aspecto muy importante para la vida, pero sin tiempo para disfrutarlo pierde buena parte de su efectividad y así es como el señor Sarasola lo entiende:   

«Tengo claro que cuanto más feliz está mi equipo, más feliz están nuestros clientes. He decidido ir un paso más allá y ser pioneros en tomar medidas revolucionarias que realmente apuesten por la felicidad y la confianza de todo mi equipo».

Como consultora de bienestar corporativo, personalmente le aplaudo por aplicar estas medidas de felicidad empresarial, porque estoy convencida de que en este nuevo escenario estarán cada vez más empresarios y directivos, apostando por cuidar de la felicidad de sus equipos y de mejorar así su eficiencia. Equipos “felificientes” para una sociedad más saludable y equilibrada.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up